Las aceitunas rellenas de anchoa fue una auténtica innovación que había que dar a conocer. Con vehículos como este se distribuían muestras por las principales ciudades de España.