Aviso legal · Política de privacidad · Política de coockies
site_logo

Revista Hola

Aceitunas rellenas LA ESPAÑOLA, aceitunas de verdad.

La Española en la historia de la publicidad

Sergio Rodriguez, en su libro sobre la historia de la publicidad española, sitúa a La Española como una de las marcas más importantes de España, destacando su primera campaña televisiva de 1957, "Soy La Española, una aceituna como ninguna". También representa la historia del packaging de la marca en su evolución desde 1941 a 2005. Un libro que desde aquí recomendamos porque presenta muchos anuncios memorables, muy representativos de la historia de la publicidad española.  

Pañoleta

Vive la fiesta española con esta original pañoleta de La Española. En la cabeza, en el cuello, a modo de brazalete…¡dónde tú quieras! Y sobre todo disfruta de la experiencia ¡como quieras y con quien quieras!

Aceitunas rellenas de anchoa “Clásicas”

CLÁSICAS es el producto que, en su día, dio fama mundial a la marca: las aceitunas rellenas de anchoa LA ESPAÑOLA. Hoy, la selección de las mejores aceitunas manzanilla fina y la pasteurización de la anchoa, hacen que LA ESPAÑOLA sigue ofreciendo una aceituna como ninguna, con su característico sabor auténtico original y su calidad garantizada con las tecnologías más avanzadas.

La Española en “El Poder de la Marca”

En el libro “El Poder de la Marca” , los autores, Jordi Montaña e Isa Moll, basándose en una investigación, realizada por “Aixa, Investigación y Estrategia”, en el mercado español, con hombres y mujeres, consumidores y no consumidores de aceitunas, concluyen que LA ESPAÑOLA es marca top of mind, ya que el 84% de los encuestados nombra la marca de forma espontánea.

Primer anuncio televisión 1955

Cuando el producto ya había alcanzado una distribución nacional, desarrolló su primera campaña en televisión con un spot cuyo objetivo principal era "hacer nombre" de marca, de ahí la repetición de La Española varias veces. Fue un spot claro de presentación de marca y producto, cuyo alarde creativo fue la mezcla de imagen fotográfica y de dibujo animado, creando un personaje que caracterizó la publicidad de la marca a partir de ese momento.

Nueva marca y nuevo estilo

En linea con las tendencias más avanzadas del diseño gráfico de la época, la marca y el envase se simplifican, dando especial preponderancia a la mascota de La Española, que evoluciona sutilmente, manteniendo su clásica reiteración visual. El conjunto del envase elimina figuras barrocas, utilizando un recuadro recto para destacar la marca y el personaje. Este diseño es especialmente importante en la historia de La Española, porque establece los colores rojo y amarillo como código cromático de la marca, que se mantendrá constante a lo largo de su historia.