site_logo

Años 2000

La Española en el libro de Guillermo Summers “Yo soy aquel negrito”

Guillermo Summers en su libro “Yo soy aquel negrito: los anuncios que marcaron nuestra vida”, en el capítulo dedicado a la España de 1960, ser refiere a la ingente cantidad de turistas que se tostaban al sol en nuestras playas, y dice: “los más informados no dudaban en buscar refugio en los chiringuitos, auténticos oasis donde podían aplacar su sed degustando una cerveza y unas aceitunas LA ESPAÑOLA”

Aceitunas rellenas de anchoa “Clásicas”

CLÁSICAS es el producto que, en su día, dio fama mundial a la marca: las aceitunas rellenas de anchoa LA ESPAÑOLA. Hoy, la selección de las mejores aceitunas manzanilla fina y la pasteurización de la anchoa, hacen que LA ESPAÑOLA sigue ofreciendo una aceituna como ninguna, con su característico sabor auténtico original y su calidad garantizada con las tecnologías más avanzadas.

Aceitunas rellenas de anchoa “Suaves”

LA ESPAÑOLA en su apuesta por la innovación lanzó Aceitunas Rellenas de Anchoa SUAVES, con un 35% menos de sal. Un producto aceptado con entusiasmo por el consumidor pues, a pesar de esa reducción significativa de sal, mantiene el sabor auténtico de las Clásicas. De hecho, en una cata a ciegas, es difícil distinguir entre las Clásicas y las Suaves.

Spot “Te cuida” 2007

Anuncio televisión creado para la promoción de la gama “Te cuida”.

La Española en “Made in Spain” de Juli Capella

MADE IN SPAIN, es un libro, escrito por Juli Capella, que recoge 101 iconos del diseño español. Entre ellos está la aceituna rellena de anchoa que, según se expone en el libro,  “En opinión del arquitecto Óscar Tusquets estamos ante el mejor diseño de todos los tiempos. Pensémoslo bien: un fruto del reino vegetal di dimensiones diminutas al que se ha extraído el hueso y se ha rellenado de un animal marino, lo anchoa, y que finalmente se ha tapado con trozo de la propia aceituna”.

 

También se refiere al famoso slogan de La Española: “Es La Española una aceituna como ninguna, está rellena de rica anchoa” y al diseño del envase “con una estrambótica mascota con cuerpo de lata, palillos como brazos, botellas como piernas y olivas como pies, manos y cabeza”.