El momento de consumo en España empezaba a evolucionar desde los graneles hacia los productos envasados. En este proceso La Española fue pionera. Favorecer el cambio en el modo de compra de aceitunas, desde el granel al envase, fue la principal intención de este cartel que destacaba la importancia de la marca como sinónimo de calidad.