Cuando el producto ya había alcanzado una distribución nacional, desarrolló su primera campaña en televisión con un spot cuyo objetivo principal era “hacer nombre” de marca, de ahí la repetición de La Española varias veces. Fue un spot claro de presentación de marca y producto, cuyo alarde creativo fue la mezcla de imagen fotográfica y de dibujo animado, creando un personaje que caracterizó la publicidad de la marca a partir de ese momento.