En la publicidad radiofónica de la época, destacarse de las locuciones hechas por los propios locutores de las emisoras, se conseguía a través de canciones propias que, en este caso, ensalzaban la excelente calidad de aceitunas La Española.