site_logo

La Española, como ninguna

La historia de una gran marca

La Española en el libro de Guillermo Summers “Yo soy aquel negrito”

Guillermo Summers en su libro “Yo soy aquel negrito: los anuncios que marcaron nuestra vida”, en el capítulo dedicado a la España de 1960, ser refiere a la ingente cantidad de turistas que se tostaban al sol en nuestras playas, y dice: “los más informados no dudaban en buscar refugio en los chiringuitos, auténticos oasis donde podían aplacar su sed degustando una cerveza y unas aceitunas LA ESPAÑOLA”

Ver más 2000 libro

Fotografía 1944

La Española inició su actividad en un bajo en pleno centro de Alcoy, en la calle San Blas número 30. Esta ubicación tan céntrica ya obedecía a una voluntad inicial de dar a conocer el producto y situar la marca en un alta posición de valor percibido. En esta instantánea, tomada el 31 de marzo de 1944, figuran el encargado de la fábrica y algunas de las empleadas que, orgullosos de su producción, la exponían frente a la puerta de las instalaciones de La Española, sorprendiendo a las personas que por allí paseaban. Una acción pionera de street marketing, cuando aun no se había inventado ni el marketing  

Ver más 1944 fotografías

La Española, para momentos especiales

  Desde siempre, las aceitunas han sido un un aperitivo muy típico en todas las mesas españolas, que hasta hoy en día se mantiene. Las aceitunas rellenas de anchoa, innovación popularizada por la española, significó un salto cualitativo en la percepción de las aceitunas como aperitivo. No eran unas aceitunas más, eran La Española, aceitunas rellenas de anchoa. La asociación de La Española con momentos especiales de consumo en el hogar, situó a la marca en un nivel de distinción y consumo selecto, que destacaba entre los graneles propios de la época. Consumir aceitunas era normal, consumir aceitunas rellenas de anchoa La Española era percibido como un deleite reservado a unos pocos, obviamente no para todos los días, sino para aquellos que había algo que celebrar. Las limitados medios de entonces, hicieron de la comunicación gráfica y la radiofónica los principales soportes publicitarios de La Española en sus orígenes. La gráfica que ilustra esta reseña forma parte de una serie de postales realizadas por el artista alcoyano José Balaguer Bienzobas, tío de Alfredo Alberola Balaguer, el industrial que desarrolló el producto y creó la marca. En esta colección de postales, destacan los dominios técnicos y artísticos del pintor, que no sólo diseñó los distintos elementos de ilustración, marca y tipografía, si no que además desarrolló toda la obra sujeto a los condicionantes que los sistemas de impresión metalgráficos tenían, que exigían que el artista trabajara directamente sobre la plancha. Todo hecho a mano. Hoy en día es posible comprar postales de esta colección vintage en Abad y Segura.              

Ver más 1958 postal publicidad

Anuncio publicitario años 80

Versión en color del anuncio de los años 50.

Ver más televisión

Stand de Feria del Campo de Madrid en 1955

Desde sus inicios La Española estuvo presente en diversos eventos comerciales de alta popularidad, como fue la Feria del campo de Madrid de 1955, de cuya participación deja constancia esta instantánea.

Ver más 1948 ferias fotografías